Una vida común desdramatizada con humor

Entradas etiquetadas como ‘amoroso’

Operación pollerudo.

Se ha hablado hasta el cansancio de este ser. Todos tenemos conocimiento de su existencia (real por cierto). Lo único comprobado es que tienen diferentes rangos y porque no alguna que otra posibilidad de salvación.
Grados conocidos:
1- Incipiente: hace pequeñas concesiones que cree completamente inofensivas y demanda otras a cambio, la balanza todavía en su sitio apenas un poco inclinada para el lado contrario 2) Intermedio: cede bastante más de lo que piensa, pero todavía cree que se mantiene firme en sus gustos.3) Ventrílocuo: solo habla con una única voz: la de ella . Aunque siempre se puede estar a tiempo de abandonar ese estado de voluntad suspendida, esto solo es posible en el grado 1 y 2, el 3 es un caso perdido.
Cuando pienso en alguien asi me viene a la mente unas vacaciones donde tuve la oportunidad de observar a este ejemplar (esta vez sin conocimiento previo del caso en estudio) Situación: hotel, valijas. La mujer insoportable y gritona camina espléndida hacia la recepción, mientras su esposo apenas puede mover la cantidad de equipaje que llevan. Las hijas adolescentes, no hacen nada para aliviar el martirio de este pobre diablo, quien finalmente logra acarrear las maletas al ascensor, sin evaluar que excedido en el tiempo normal de espera, iba a quedar irremediablemente atrapado en medio de las dos puertas, mientras su mujer chillando y lejos de ayudarlo, le remarca con insistencia lo torpe que es. Fue verlo así con esa imagen compuesta por resignación, vergüenza ante la mirada de los otros y ojos al piso lo que dibujó ante mí la síntesis perfecta del faldero de pura cepa.
Como se genera la mutación :
Circulo familiar
Cuando inicia un vinculo amoroso el héroe pollerudo adopta casi de inmediato a la familia de la esposa. Un dia lo escuchamos hablar del suegro, de la suegra, de los sobrinos de ella como si fueran propios, dejando de lado su familia de origen, simplemente para que ella no ose ofuscarse y se mantenga en su eje. La domadora de faldas se encarga de marcar la agenda en cuanto a frecuencia de visitas permitidas al cachorro de su propiedad y él sumiso y moviendo la cola le delega todo: desde adquirir su ropa hasta seleccionar en persona los regalos de su familia política . A diferencia de los presentes que la controladora hace a miembros de su propia sangre,( algunos de un estilo razonable), los parientes de él pueden ser bendecidos con el obsequio de alguna cosa horripilante que pude dejar paralizado y con la nuca erizada del horror a quien lo tiene en sus manos y que encima proviene de un local lleno de articulos del mismo tenor. Ella disfruta de la entrega en un marco ceremonial y coronada con un suspiro de mártir de tarjeta de crédito, con la elegancia de un pote de garbanzos.”No sabés lo que me salió” . Su compañero asiente con cara de maravilla ante el gusto exquisito de su mujer, admirando el presente, destinado a ser arrumbado en el lugar mas reconditod de la casa si no es posible cambiarlo por algo minimamente pasable. Cuando es ella la receptora de alguna prenda , probablemente manifieste su disgusto y exprese sin disimulo que ” le ajusta el pecho”, que cree turgente pero que esta extendido por otras razones. Su pareja la lleva adelante con mano de hierro con la claridad de que la mejor manera de ejercer su reinado es cortar los lazos de la vida anterior, mientras que en la tijera quedan fragmentos de una mutilacion que va mas alla de la simple interrupcion de un contacto social.
Los amigos que la bruja le voló.
El pollerudo no siempre estuvo en pareja alguna vez le gusto salir, tener una charla interesante o compartir cosas con sus afectos de siempre, jugar al futbol, o hacer un plan del que ella no forme parte . Hoy en día probablemente empiece sus frases con relatos de situaciones que directa o indirectamente tienen que ver con su compañera y la exaltación de sus cualidades que la hacen una criatura unica ante sus ojos. Ella de a poco fue germinando sus semillas. “X no me gusta”. “La mujer de X es una envidiosa”.¿”Viste la celulitis que tiene? Se cree hermosa. (Ahi el no se anima a pestañear, pero su imagen de la otra no tiene nada que ver con pozos y adiposidades) ¿”Te vas a ir ? Los nenes querían que salieramos todos juntos”. Así, paralelamente a la habilidad del sometido para inventar excusas inverosímiles, los llamados de sus amigos probablemente se vayan espaciando, hasta desparecer y nuestro querido pollerudo se pregunte que pasó que su grupo tan unido ya no lo cuenta entre sus filas y porque ante el encuentro casual apuran la despedida con una mirada lastimera. Ahora es ella la que marca la actividad social, los gustos, la que lo interrumpe cuando el habla, lo anula completando las frases o remarcándole que: “Siempre contas todo al revés las cosas no fueron así”. Una y otra vez relata los hechos en una forma en la que ella se lleva el papel de heroína y su marido el del peor papel secundario de la obra. Ella casi con seguridad conozca sus claves personales, mire quien lo llama, borre amigos de Facebook, y en especial amigas mujeres, todas potenciales enemigas, no importa que sean de la infancia, su baja es una secuela necesarias de recorrer todo el camino que hace falta para tener el control
Siempre su dieta, el colesterol alto, su aumento de peso son puestos en la mesa como tema de debate, del que los amigos (de ella) no solo opinan sino que dan consejos, critican.Disfruta de anularlo, convirtiéndolo en un holograma a imagen y semejanza del que ella soñó como ideal. Quizas la mueve la idea de permanencia de que ya lo tiene seguro, de sentirse poderosa en esa dominación de poca monta. Y el en su eterna busqueda para conquistar la paz prefiera resignar lo que es y decide rezar el “Si querida” para calmar a esa mujer alguna vez complaciente y equilibrada y que ahora se convierte en una maquina de reclamar y pasar facturas
Herencia polleruda
Puede ser que el pollerudo no haya mutado en el proceso de la relación amorosa, aquella que una vez le hacia decir que sí para ser premiado con sexo y evitar la manipulación de los mohines de la gatita ofendida. Sin saberlo quizás fue moldeado y entrenado por su madre para ser entregado a su heredera natural: la esposa, en lo posible lo mas parecida a ella, con la que a pesar de tironeos de poder se entiende y conviven en una armonia con altibajos para hacer la vida del pollerudo un infierno sin descanso. Él quizas no eligió ser una victima, pero si paga un precio muy alto por una armonia que en la anulacion del otro esta destinada al fracaso.
En las parejas es archisabido que todo es una cuestion de contrapesos y sobre todo saber donde estan los limites de las demandas. Todos cedemos algo sin que eso signifique caer en un estado de anulación personal . El pollerudo puede pensar que hoy calla y mañana vuelve al punto de partida. Pero no. Su compañera probablemente avance cada vez más hasta que un día, como el hombre del ascensor se encuentre atrapado, no por dos puertas, pero si por una relacion sofocante y sin retorno.

Foto:(“DEVASTATING ANGELS” BY KEVIN NAYLOR)(http://mocoloco.com/art/archives/010733.php)

Nube de etiquetas