Una vida común desdramatizada con humor

Me imagino que cada uno hace su propio listado de gente que detesta, en la mía están las ladinas. Altamente camaleónicas, en su búsqueda para obtener aquello que se proponen, algunas recurren a métodos muy rudimentarios y otras probablemente derramen su pseudo encanto entre quienes no las conozcan en profundidad o son lo suficientemente inocentes para no darse cuenta de cuales son sus verdaderas intenciones. A mí me encanta “cazar” esta clase de “cambia-formas”, porque son dañinas y su proceder no es inocuo.
Hay muchas especies de ladinas estas son algunas:
La “nosotras”:
Normalmente sus frases empiezan con las palabras “Nosotras que…., para después completarlo con una lista interminable de carencias propias, que transfiere a su víctima de turno, en su búsqueda denodada de lograr que esa persona distorsione su propia imagen . Como sabuesos entrenados, huelen la baja autoestima y la inseguridad de la “elegida” haciéndolas objeto de sus comentarios malintencionados.Algunos ejemplos:
” Nosotras que”:…estamos gordas, flacas, grandes, no enganchamos ni las medias, tenemos mal el pelo, no estamos para estas cosas, no nos queda bien esa ropa el listado es interminable.
Yo solía trabajar en una oficina donde contábamos uno de estos personajes. Un día llegó a medirse con un centímetro sus inmensos brazos con los de mi compañera para decirle que eran iguales, cuando los de ella eran una pata de mamut y los de la pobre chica un poco apenas más voluminosos de lo deseado. Lo más importante es que la ladina logró su comentido porque la pobre diabla se pasó toda la mañana mirándose al espejo obsesionada con el grosor de sus extremidades.
La ladina tiene además un placer especial en comparar maridos novios o lo que fuere con el “efecto espejo” volcando sus comentarios para que quien esté a su lado mute en tu pareja. Sus observaciones pueden ser: que cosa “nosotras con nuestros maridos, maridos, novios que están gordos, aunque el tuyo diste mucho de serlo y el de ella el gimnasio lo use solo para pasar por la puerta (aunque se pasee en ropa deportiva todo el tiempo) , teniendo en cuenta además el pequeño detalle que si lo cuelgan de un árbol boca abajo es una piñata perfecta.
La ladina carismática: porque una de sus características sobresalientes es que no es fácil de detectar a simple vista o por lo menos sus métodos. Entonces la gente dice que exagerás, que no es tan así, que es divina, pero vos conocés la verdadera cara esa que se ve cuando se corre la máscara y creeme no es muy linda. Entonces en el trabajo despliega sus tretas haciendo que trepar parezca una actividad natural. Su camino está empedrado de cabezas ensartadas en tacos aguja.
La ladina tiro al blanco: Esta especie siempre resalta todo lo que carecés puede ser novio, marido, hijos, buen trabajo, disfruta en un goce interminable de preguntar lo que duele, porque no son personas para subestimar, saben hacia donde van y el dolor que causan. Todo esto siempre acompañado de sus relatos plagados de comentarios sobre todo lo que ella tiene y a vos te falta.
La ladina oleosa: Esta especie es parecida a la carismática pero es más difícil de detectar, teje más de lo que habla y siempre te hace pensar en un laberinto de puertas cerrradas donde no estás seguro hacia donde va y que es lo que pretende. Manipuladora si las hay escucha, retiene y actúa eligiendo sus víctimas cuidadosamente para su agenda oculta. Es resbalosa te hace sentir que sabés que trama algo pero nunca podés determinar que.
La ladina pseudo amiga: Esta ladina siempre te dice cuanto te quiere, pero disfruta con tus tropiezos, porque el gozo máximo es ver tus fracasos para respirar aliviada, tus errores son un bálsamo para mirar su propia vida y mitigar su insatisfacción. De vez en cuando pueden deslizar frases tales como”Y sí te dije, o yo sabía, lo veía venir”. A veces elegimos no verlas porque tomar conciencia de como son nos duele demasiado.
Las mujeres tenemos muchas virtudes, pero en el arte del complot retorcido y de ciertos comportamientos con respecto a otras de nuestro mismo género no nos iguala nadie, a veces compartimos con el aceite sus características más negativas, podemos hacer resbalar y provocar caídas, traicionar y sino tenés cuidado dejar manchas indelebles.

(1)ladino, -na adj.
1 Se aplica a la persona que actúa con astucia y disimulo para conseguir lo que se propone.
— s. m./adj.

Anuncios

Comentarios en: "Ladinas Sociedad Anónima." (32)

  1. Mario dijo:

    Podríamos agregar a la ladina inversa o ladina víctima. Se da cuando una ladina tiro al blanco o una persona distraída, torpe, pero sin mala intención, hace un comentario como, en vísperas del día del padre: “Felicidades a sus papis, chicas”. Y ahí está ella, la que hace poco perdió al suyo. Si quien deseó felicidades es un distraído, enseguida comprenderá su error y pedirá disculpas. Pero ella, con disculpas o no, en cuanto quede sola con su marido, novio, hijo, amiga o peluche, empezará con su discurso: “¿Te das cuenta? ¡Lo hizo a propósito la guacha! Si será turra. Sabe que ahí me duele y disfruta clavando el cuchillo y revolviendo las tripa hasta hacerme llorar. No, si yo la conozco. Ahora estará gozando pensando en cómo me hizo sufrir.”

    • Mario hay gente que no tiene mala intencion pero el dano es el mismo.Me encanto lo que escribiste!

      • Mario dijo:

        Sienna, puse ese ejemplo porque me tocó presenciarlo, hace muchos años. Y la persona que lo protagonizó lo hizo absolutamente sin intención y quedó muy mortificada.

      • Si Mario hay gente buena tambien el tema son las otras

      • Mario dijo:

        Si te referís al post en el blog de Marietta, puse todo mi corazón en eso.

      • Si Mario hermoso cpn mucho sentimiento tenes que tener tu blog!

      • Ricky Criticon dijo:

        Acabo de leer su historia y me emocionó, Don Mario! Un saludo!

      • Mario dijo:

        No abro un blog porque no tengo constancia. Por eso, cuando la inspiración me toca con su varita, pido locación a alguien. Mientras me dejen seguir participando…

      • Mario cuando quieras o tengas ganas de escribir me decis.

      • Mario dijo:

        ¡Gracias!

    • Crai dijo:

      Yo suelo meter la pata de modo estrambótico. A veces pienso que tendría que hacerlo alguna vez en serio, a ver si se dejan de joder, pero no me sale.

  2. Crai dijo:

    Lo malo de las ladinas es que son inmunes a las puteadas; de hecho las fortalecen: “¿viste? a nosotras nos tratan tan mal, incluso las mujeres”. Yo tenía una tía que de pronto engordó como 20 kilos, en la misma época en que yo los perdí, por el accidente. No había vez que me viera y no preguntara “¿cómo hizo esta nena para estar tan flaca?”. Un día esperé a que estuvieran todos, y le contesté: TUVE UN ACCIDENTE Y CASI ME MUERO. ¿POR QUÉ NO PROBÁS? No dijo ni mu, pero miró a mi tío, y él le dijo jodete por desubicada. Así se les gana. ¡Besos!

  3. pucha escribí un comentario y se borró!

    decía, para resumir, que aborrezco a las mosquitas muertas que manipulan en la sombra, nunca nada de frente, siempre calladitas y con esa cara de yonofui! sacan lo peor de mi…

    ah sí, cierto tengo que respirar, tomármelo con soda y de paso dejar de comer todo l oque no sea vivo…

    bué

  4. Julieta dijo:

    Sienna, a tus ladinas yo les digo “Perras” y creo que todas tenemos un poco de “perritud” o “ladinitud” dentro.

    Tu descripción me hizo acordar al unitario de Cosmopolitan TV “Toilette” que la verdad que es no estaba tan mal para ser Cosmo porque hacía una crítica bastante ácida respecto de las mujeres y de cómo se relacionan entre ellas.

    Beso!

    • Juli yo las detesto esta semana tuve encuentros con la variedad oleosa. Tenes el link de la nota de Cosmopolitan?

  5. Uff, parece que conocieras a mis ex compañeras de trabajo. Una, que cuando acababa de parir me dijo que “teníamos” que adelgazar porque “teníamos” los brazos “como chorizos” (obvio, después de los 22 kilos que me había clavado por estar en cama 9 meses perra!) y otra que era la fiel descripción de la carismática, sólo que yo la olía y le desconfiaba, eso de que “hacía que trepar pareciera algo natural” es tal cual!! y luego la otra, que venía del opus dei y que cada vez que me ve todavía pregunta si mi marido consiguió trabajo porque en la época en que laburábamos juntas lo habían echado. En fin… 2 conclusiones 2: de ese trabajo me fui apenas pude (a esas personas mejor tenerlas lejos, porque no las vas a cambiar y van a seguir haciendo de las suyas aunque no quieras prestarle atención) y 2, siempre, es más divertido y relajado trabajar con hombres. Ellos no te creen competencia así que no te hinchan y (si venís más o menos bien, o les traes torta casera de vez en cuando) te tratan como una reina. PD: odio laburar con minas. a menos que las minas sean piolas, y ahí pasan a ser mis amigas 😛

    • Luz yo las conozco a todas directa o indirectamente y la capacidad de dano es enorme. No quiero ser machista pero coincido en q trabajar con hombres es mas descansado jaja.Como estas de la vista?

    • coincido en que la capacidad de daño es enorme, pero sobre todo porque nos hinchan las p… a las que no caemos en su juego: si las criticamos, estamos envidiosas, si las ignoramos, somos unas jodidas. en fin… lo de laburar con hombres es más relajado, a menos que seas hombre claro . de la vista estoy (no quiero quemarlo) genial. a la noche cuando lavo los platos se me resetea el cerebro y pienso 83 veces en que tengo que sacarme las lentes de contacto, pero ya me voy a acostumbrar. Es increíble lo rápido que uno puede adaptarse a la buena vida (o sea, sin lentes ni anteojos ni liquiditos de por medio!!!). besos!!

  6. Ricky Criticon dijo:

    Le dejo una frase de Nietzsche sobre las mujeres: “Hay mujeres que por más que en ellas se busque, no tienen interior. No son más que máscaras. Hay que compadecer al hombre que se abandona a estos seres casi fantasmales, necesariamente incapaces de satisfacer”

  7. Recordemos que las ladinas suelen comenzar sus frases con “gordiii” o apodos similares, que no irritan tanto por contenido sino por su acentuación… o al menos así resultaron ser las ladinas con las que me topé….
    Realmente describiste a estos especímenes a la perfección! tengo a mis alrededores una ladina carismática+pseudo amiga (lo peor es que tardé bastante en darme cuenta de su verdadera identidad)….
    Besos

  8. Dinorah dijo:

    Sienna tuve la desdicha de conocer a la reina de las ladinas: mi ex-suegra y por ese motivo ahora es una ex jaja.. En México a estas personitas les decimos chinga-quedito, porque te la dejan ir en abonos chiquitos (pequeñas dosis) pero siempre estan jodiendo. Con estas pseudo amigas para que quieres enemigas!
    Ya soy inmune porque las detecto desde un avión y salgo huyendo, pero las que no tolero son las maestras, tías, abuelas (las hay!!) que se aprovechen de los menores; mi hija tuvo una maestra chinga quedito, la niña no quería ir al cole porque la pseudomaestra me la traía en jaque, mi hija es una niña que le cuestan las materias pero es buena y responsable a morir; tenía miedo a decirme el motivo hasta que un día lo dibujó y escribió un mensaje: ya no aguantoooo a la maestraaa…. sospechaba de la ladina, porque siempre me saludaba muy amable, fingida pero le olía la hipocresía. Acto seguido, fui y la cambié de escuela inmediatamente y mi hija es otra…. Mi mensaje: escuchemos a los niños ellos también son presas de estas ladinas (neuróticas) y eso si me produce mucha rabia porque pueden hacerles mucho daño.

    • Hola D te entiendo porque a una amiga mía, cuando los padres se separaron la tía(hermana del padre) le decía cosas horribles de su mamá, mi amiga llegó hasta romperle todos los perfumes por la angustia que tenía . Siempre hay que escuchar a los chicos pero hay que ser una persona horrible para hacer este tipo de cosas. Por suerte vos te diste cuenta a tiempo.Yo también las detesto y ellas a mí nos percibimos jaja

  9. La peor de las ladinas: la viví en carne propia, tiene 41 años, es cirujana, se acostaba con un ex novio mío y sus iniciales son DCM. Se hacía la amiga de todo el mundo y llegó a donde llegó en su carrera por tirarle la goma a mas de un jefe, compañero de residencia o compañero de guardia. Es de la que te habla de “nosotras” y se hace la macanuda mientras se serrucha a tu novio. Se acostaba (no se ahora) con quien fuese por lograr lo que quería y a todo el mundo lo miraba con una sonrisa. A duros golpes aprendí de ella a ser más turra en la vida y mucho más mentirosa. La reina de las gatas…porque la única mina que la detestaba era yo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: